Joe Strummer: el futuro no se ha escrito

27 02 2008

Joe Strummer, el líder de la banda The Clash de 1977 en adelante, fue fundamental en la vida de muchas personas; cuatro años después de su muerte, sigue ejerciendo una fuerte influencia en distintos rincones del mundo. En el documental The Future is Unwritten, dirigido por el británico Julien Temple, Joe Strummer es presentado no sólo como una leyenda de la música, sino como un verdadero comunicador de nuestros tiempos. Julien Temple, contemporáneo de Strummer, se inspiró tanto en la historia del punk como en la amistad que se gestó entre ellos durante los últimos años de la vida del cantante. Este documental es un homenaje a Joe Strummer, antes, durante y después de The Clash.

Bono, Steve Buscemi, John Cusack, Johnny Depp, Matt Dillon, Jim Jarmusch, Steve Jones, Anthony Kiedis o Mick Jones son algunas de las personalidades que aportan su propia historia acerca de la vida y la obra del influyente músico británico, al que Temple desea describir por encima de todo como “un auténtico comunicador y orador de nuestro tiempo”.

 

 

Julien Temple (Londres, 1953). Mientras estudiaba en el King’s College, Cambridge, descubrió al director que después se convertiría en su héroe: Jean Vigo. Más tarde, en la National Film and Television School, conoció a otra importante figura del espíritu anarquista: los Sex Pistols. Durante su corta y turbulenta vida, se convirtió prácticamente en su amanuense cinematográfico, utilizó su método de filmación en su primera película en The Great Rock´n´Roll Swindle (1979).

Amigo de Strummer, Temple narra el antes, el durante y el después de una banda irrepetible que tanto marcaría la historia de la música desde finales de los 70.

www.joestrummerthemovie.com/

Anuncios




No Direction Home

8 02 2008

Uno de los dvd que me llevé de la biblioteca de mi barrio fué este de Bob Dylan.

Ya ha llegado, y probablemente haya superado nuestras hinchadas expectativas. “No Direction Home”, el documental de Martin Scorsese sobre Bob Dylan ocupa ya espacio en las estanterías de nuestras tiendas favoritas, y el camino hasta el reproductor casero se hace por fin lo suficientemente corto. Una vez abierta esa caja de Pandora, el viento, efectivamente, sopla con fuerza. No trae tantas respuestas como aún mayores preguntas. Pero colabora en un proceso de clarificación que ha ido cogiendo fuerza en los últimos años, y que en los dos últimos nos ha atrapado con más fuerza que nunca, rodeados y asediados de sugestivo material, en todos los formatos posibles, sobre Dylan.

Os dejo este enlace sobre esta peli estupenda.





Simpatia por los Stones

1 02 2008

Hoy, gracias a la biblioteca de mi barrio, he conseguido ver esta película de la que iba detrás hacía mucho tiempo, os la recomiendo, sobre todo si sois fans de los Rollings.

SYMPATHY FOR GODARD

Sympathy for de the devil, la canción…fue compuesta por Mick Jagger, inspirado en la literatura rusa de fines de siglo XIX y comienzos del Siglo XX, que da cuenta del fin del régimen zarista y la irrupción del comunismo en la violenta Revolución de Octubre. La letra habla de una claudicación rebelde, de la presentación formal del demonio frente a la evidencia de un mundo agobiado por una serie de males como la Guerra de Vietnam, los movimientos revolucionarios y sus correspondientes represiones en París, Checoslovaquia y EE.UU; la discriminación racial y la “irrupción del poder negro”, con los “Panteras Negras”; el “triunfo” de la Revolución Cultural Maoísta; la Guerra Fría, la hambruna y la muerte. El diablo -canta Jagger una y otra vez- estuvo rondando a Jesucristo en sus momentos de duda y dolor; ante Pilatos cuando se lavó las manos y éste se miró en el espejo; y frente a los Kennedy cuando fueron acribillados. Es curioso que una letra tan pesimista y tétrica haya sido encabalgada finalmente en un ritmo afro, de una vivacidad más que celebratoria del caos, reflexiva sobre el destino del hombre en un mundo con instituciones desprestigiadas.

Sympathy for the Devil, La película (1968) es uno de los primeros docudramas maoístas de Jean Luc Godard y quizá el último trabajo inteligible del realizador, quien ingresaría en una noche de radicalismo y oscuridad en los siguientes años. …/…

Lee el resto de esta entrada »





Martin Scorsese y el rock

29 01 2008

Desde que el rock comenzó a dar guerra en los cincuenta, el cine ha tenido con este género musical más desencuentros que encuentros. Martin Scorsese, reciente Oscar al mejor director, es uno de los pocos realizadores que ha sabido trasladar la emoción del rock al celuloide. Él es el responsable de algunos de los mejores reportajes cinematográficos de la historia del rock.

Con un master en cinematografía por la Universidad de Nueva York recién estrenado, Scorsese participó en el montaje de Woodstock – 3 Days of Peace & Music (1970), como ayudante de dirección de Michael Wadleigh y trabajando codo con codo con la editora Thelma Schoonmaker, ganadora de un Oscar por este trabajo, que se convertiría en la montadora habitual del cineasta en próximos proyectos.

En 1973 Scorsese rodó Mean Streets, su tercer largometraje. Martin necesitaba canciones potentes que reforzaran algunas escenas y para ello entró en contacto con Allen Klein, un duro tiburón de la industria discográfica, patrón de ABKCO Records y poseedor de todo lo que grabaron los Rolling Stones para Decca entre 1963 y 1970. Por un módico precio llegan al cuerdo por el que Klein le cede dos canciones de los Stones, Tell me y Jumping Jack Flash. Esta última subraya el momento en el que Johnny Boy, personaje interpretado por Robert de Niro, entra a cámara lenta en el club.

Su siguiente trabajo para la industria del rock es The Last Waltz (1978), rodado en directo el 25 de noviembre de 1976 en el Winterland Ballroom de San Francisco. Era el concierto de despedida de The Band tras 16 años de carretera. Por el escenario pasaron músicos como Bob Dylan, Eric Clapton, Van Morrison, Neil Young, Muddy Waters, Joni Mitchell o Ringo Star. El ego de los artistas invitados y el gran consumo de cocaína durante el rodaje pusieron en peligro el proyecto que se editó dos años más tarde.

Este trabajo forjó la amistad entre Scorsese y Robbie Robertson, guitarrista y compositor de The Band, que compartieron numerosas noches llenas de blues y clásicos del cine. Robertson se convirtió en el asesor de los sountracks de algunas de las películas de Scorsese como Ranging Bull, The King of Comedy, The Color of the Money, Casino, Gang of New York, The Aviator y The Departed. Todas ellas repletas de clásicos del rock de artistas tan famosos como los Roling Stones, Allman Brothers, Cream, The Who, Harry Nilsson o George Harrison.

Scorsese también trabajó para Michael Jackson, dirigiendo el videoclip de Bad (1987). Y en el 2003 produjo una serie de tres documentales-ficción en los que se cuenta la historia del blues remontándose a sus orígenes. Uno se lo cedió a Win Wenders, otro a Clint Eastwood y el tercero lo dirigió él mismo.

Se unió a Bob Dylan para montar No Direction Home, un documental autobiográfico compuesto por entrevistas, grabaciones y una montaña de material de archivo. Destacar la escena del concierto del 17 de mayo de 1977 en Manchester, en el que una persona del público llamó a Dylan “¡Judas!” mientras presentaba el tema Like A Rolling Stone en formato eléctrico acompañado de su banda The Hawks, más tarde The Band.

Lo penúltimo que ha hecho Scorsese, seguro que hará más, es un documental de la gira de A Bigger Bang, en el que se cuentan anécdotas que acompañan a un concierto grabado en el Beaton Theater de Nueva York en el que participaron invitados tan diferentes como Jack White, Christina Aguilera o el bluesman Buddy Guy.

Por todos estos trabajos, se podría afirmar que Scorsese ha montado, sin duda, las mejores combinaciones de imagen y rock que se han visto y oído en las pantallas.

Javier Pina





Fan de Bruce.

4 12 2007

En mi afan por conseguir una entrada para ver a Bruce Springsteen en Barcelona el 20 de julio (seguiré vivo para entonces?) me he reencontrado gracias a Mr Google con esta otra web dedicada al cine oriental.

Memorable el especial dedicado a Bruce… Lee, titulado Quiero ser como Bruce Lee. Otro ídolo mio de la adolescencia.

No hay que olvidar que fue él quien me llevó a estudiar durante años diferentes sistemas de hacer saltar los dientes por los aires… Ahora practico yoga, tranquilos.